EN CAÑETE ACUSAN A DOS HERMANOS DE ASESINAR A SU PROPIO PADRE POR CODICIA

Local-6106LOCAL: Parricidio. Uno de ellos fue detenidos por la División de Homicidios y delató a su hermano mayor. David Quispe Ramos (69) fue victimado de 12 puñaladas. Crimen causó conmoción.

La historia conmueve al barrio de San Vicente. Ningún vecino imaginó que dos hermanos podrían ser los autores del parricidio cometido contra el contador público David Saturnino Quispe Ramos (69), en Cañete. Codicia. El motivo para cometer el crimen sería, según la Policía, la desesperación permanente y el desmedido afán por obtener dinero.

Uno de ellos, Henry Quispe Gil (31), ya fue detenido por agentes de la División de Homicidios y durante el interrogatorio preliminar aceptó su participación en el asesinato y confesó estar arrepentido.

Sin embargo, aseguró que no estuvo solo y terminó delatando a su hermano Sergio Quispe Gil (36) como el hombre que habría asestado 12 puñaladas a su propio padre.

El perfil psicológico de Henry da cuenta de que es una persona fría y calculadora, impulsiva y agresiva, pero que actúa de manera encubierta. El resultado de este examen precisa que es “propenso al cinismo y a la manipulación de la información”.

Todo es materia de investigación por estas horas, pues no se descarta la participación de otros familiares.

Crimen después de misa

Aquella tarde del lunes 20 de marzo último, David Quispe y sus hijos asistieron a la misa de un familiar. La víctima era contador y laboraba en forma independiente.

Desde que falleció su esposa Rosa Julia Gil, en mayo del 2016, vivía solo en su departamento 103-B de la calle O’Higgins N° 103, distrito de San Vicente de Cañete. Con ella tuvo cinco hijos: Olga Edith (44), Ada Liz (41), Sergio Enrique (38), Rosa María (34) y Henry (31). Asimismo tuvo otra hija, Rosario (50), con un anterior compromiso.

Una hermana de David Quispe contó a la Policía que sus hijos dependían económicamente del padre y que dos de sus hijas laboraban en su estudio contable. También dijo que después de la muerte vendieron dos hectáreas de terreno y otros bienes de propiedad de la víctima.

Siguen investigaciones

Las investigaciones preliminares plantearon la hipótesis de un crimen por encargo, toda vez que no se robó nada al contador aquel día de marzo.

La puerta de la vivienda no fue forzada, aquella vez, lo que hizo pensar que el asesino tenía la llave o que personas de su entorno le habían facilitado. Ahora la Policía continúa las investigaciones a través de entrevistas a otros familiares de la víctima.

Claves

Acciones. El Juzgado Penal de Cañete podría determinar en las próximas horas detención preventiva para el mototaxista Henry Quispe, por el crimen de su padre.

Condena. Él podría recibir una pena de cadena perpetua en cualquier cárcel del país, según se disponga. (La República)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *