FUERZA POPULAR HACE NUEVA “INTERPRETACIÓN AUTÉNTICA” DE LA CONSTITUCIÓN

Nacional-4148pgLIMA: Contra PPK. Aprueban en la Comisión de Constitución un informe interpretando la Carta Magna para obligar al presidente a comparecer ante la Comisión Lava Jato. Oficialismo advierte que se abren mecanismos para generar una vacancia.

La mañana del 20 de agosto de 1996, la sede del Congreso fue escenario de un hecho que fue considerado luego como el inicio de un fraude: la Comisión de Constitución, presidida entonces por Carlos Torres y Torres Lara, había aprobado un dictamen interpretando a su antojo la Carta Magna para permitir la re-reelección del hoy preso Alberto Fujimori.

El mismo oficialismo bautizó aquella norma como la “ley de interpretación auténtica de la Constitución”. Dos décadas después, los herederos del régimen de los años 90 volvieron a hacer una “interpretación auténtica”, esta vez con la participación de Miguel Torres, hijo de Torres y Torres Lara.

La mayoría fujimorista aprobó ayer en la Comisión de Constitución un informe de opinión consultiva, estableciendo que el presidente Pedro Pablo Kuczynski está obligado a comparecer ante una comisión investigadora, pese a que en febrero este mismo grupo había aprobado otro informe que establecía exactamente lo contrario.

Esta decisión, adoptada con “prepotencia e ignorancia”, en palabras del abogado Ronald Gamarra, ocurre en un contexto en el que la bancada mayoritaria de Fuerza Popular tiene en curso en el Congreso un proceso que podría culminar con la destitución de cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

Es más, anoche la bancada naranja acordó respaldar la acusación constitucional tramitada por Daniel Salaverry en contra del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez. Este hecho es interpretado desde distintos sectores como una represalia del fujimorismo por el reinicio de la investigación fiscal contra Joaquín Ramírez y Keiko Fujimori, por el presunto delito de lavado de activos proveniente del narcotráfico.

Con ‘hora loca’

Un debate que debió estar marcado por la argumentación jurídica estuvo más bien eclipsado ayer en la Comisión de Constitución por el discurso político y las adjetivaciones.

Si en 1996, Torres y Torres Lara citaba como argumento político que Estados Unidos había resaltado la lucha contra el narcotráfico, en la sesión de ayer, los nuevos fujimoristas hacían énfasis en la “obligación moral” de Kuczynski de responder ante la Comisión Lava Jato, ya que había sido un ministro clave en el gobierno de Alejandro Toledo.

Yonhy Lescano acusó a Fuerza Popular de tener “doble moral”, al forzar una investigación contra Kuczynski y, por otro lado, blindar a Keiko Fujimori, con la acusación lanzada contra el fiscal Sánchez.

Javier Velásquez Quesquén pedía evitar el circo, pero en paralelo alimentaba el espectáculo con una frase circense y despectiva contra Lescano: “parece que ha estudiado en una universidad de Puno”.

La sesión fue suspendida por unos minutos. Úrsula Letona, la principal encargada de encaminar la sesión, cayó en el juego al tildar a Lescano de “Cantinflas”.

Lo cantinflesco, sin embargo, provenía de la misma Comisión de Constitución que en febrero ya se había pronunciado sobre el tema y ayer votó en un sentido contrario.

Dos opciones

El 9 de febrero la Comisión de Constitución, presidida entonces por Miguel Torres, dio cuenta del informe consultivo N° 01-2016-2017.

El documento concluye que la Constitución y el Reglamento del Congreso “otorgan a la Comisión Investigadora la atribución de citar a autoridades, funcionarios y servidores públicos a fin de que comparezcan y brinden información. (…) Están exceptuados el presidente de la República (…) y los congresistas”.

Sin embargo, ayer los fujimoristas aprobaron el informe N° 01-2017-2018, que establece ahora que el presidente “sí tiene la obligación constitucional de comparecer ante una comisión investigadora del Congreso de la República para prestar su declaración testimonial por hechos ocurridos antes de asumir el cargo”.

Fue precisamente por este cambio de opinión en apenas nueve meses que la jefa del gabinete ministerial, Mercedes Aráoz, subrayó ayer por la tarde que estamos ante una nueva “interpretación auténtica”, como ocurrió en los 90.

“Estas interpretaciones auténticas cambian las certezas jurídicas y eso le quita la estabilidad que requiere el país”, apuntó Aráoz.

Fueron diez votos los que aprobaron el cambio. Nueve de Fuerza Popular y el décimo de Yeni Vilcatoma. Solo cinco de las otras tiendas políticas votaron en contra. Velásquez Quesquén respaldó este nuevo informe e incluso planteó algunos ajustes, pero no estuvo al momento de la votación. Brillaron por su ausencia el Frente Amplio y Alianza Para el Progreso.

Golpe a la democracia

Culminada la sesión, Vicente Zeballos, de Peruanos Por el Kambio, resumió en una frase lo ocurrido en la Comisión de Constitución: “Una jornada oscura para la democracia”.

El legislador oficialista fue más allá y advirtió que Fuerza Popular está “forzando o construyendo mecanismos para generar en el futuro una vacancia”, del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

“Aquí ha habido una antojadiza, forzada y arbitraria interpretación del artículo 117 de la Constitución, que establece que el presidente solo puede ser acusado e investigado por cuatro causales durante su mandato. Aquí se ha abierto una ventada para que también sea investigado por hechos anteriores”, lamentó.

Por la tarde, otras voces autorizadas salieron a cuestionar la decisión adoptada por la mayoría fujimorista.

Aníbal Quiroga, quien hizo de asesor para el actual Congreso que domina el fujimorismo, calificó la decisión de ayer como “un error constitucional y un error jurídico”.

“El presidente de la República tiene una inmunidad jurisdiccional (…). No puede estar zarandeado por ninguna autoridad (…). No hay ninguna otra autoridad que personifica a la Nación”, subrayó.

El constitucionalista y ex senador Enrique Bernales descalificó el segundo párrafo del informe aprobado ayer, según el cual, en la práctica, el presidente Kuczynski hasta podría ser acusado constitucionalmente si no comparece ante la Comisión Lava Jato. “Eso no es posible”, sentenció.

El oficialista Salvador Heresi apuntó que si bien el informe aprobado ayer no es vinculante, no descartó interponer alguna acción ante el TC.

Pablo Sánchez

Ayer por la noche, la bancada fujimorista hizo público un pronunciamiento según el cual respaldan la acusación constitucional contra el fiscal de La Nación, Pablo Sánchez.

Ya en la Comisión de Constitución, varios fujimoristas habían incidido en la supuesta intención del Ministerio Público de mantener impunes a empresas peruanas socias de la corrupta Odebrecht.

La organización civil Transparencia emitió un pronunciamiento de respaldo a Sánchez. “El respeto a las instituciones constitucionalmente autónomas constituye un pilar fundamental para la democracia”, enfatizaron.

¿Qué viene más adelante? Pronto lo sabremos. Lo cierto es que el fujimorismo ha puesto en su mira primero al TC, luego al Fiscal de la Nación y ahora a PPK. (La República/Wilber Huacasi)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *