LA NIÑA SE ASOMA AL PERÚ: VIGILAN POSIBLE LLEGADA DE EVENTO CLIMÁTICO

Regional-6651jpgREGIÓN LIMA: En el Pacífico Central, hay hasta un 75% de probabilidades de que el fenómeno de La Niña se presente en el 2018 y ya se emitió una alerta.

Mientras el Perú aún trata de reconstruir lo que devastó El Niño costero, su contraparte climática –más fría– empieza a asomarse. El 14 de noviembre, la Comisión Multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño (Enfen) emitió un comunicado en el que señalaba que se encontraba en estado de vigilancia ante la posible llegada de La Niña a nuestro litoral. A ese evento lo han
denominado La Niña costera.

La entidad calculó que existe una probabilidad del 23% de que este fenómeno aparezca en la costa del Perú durante el próximo verano, es decir, entre diciembre de este año y marzo del 2018. Esto, debido a que el mar peruano ha presentado condiciones más frías en las últimas semanas.

En tanto, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) ha emitido una advertencia sobre la presencia de La Niña en el Pacífico Central, donde se originan las variaciones climáticas vinculadas a El Niño.

Esta institución estimó hasta en un 75% que las condiciones frías del océano continuarían hacia el primer trimestre del próximo año.

—¿Qué es La Niña costera?—
En términos climáticos, La Niña costera es todo lo opuesto a El Niño costero. Una de sus características es que, al llegar a nuestras costas, la temperatura superficial del mar (TSM) peruano disminuye; y sus aguas, que en condiciones neutrales oscilan entre los 16 °C y 18 °C, se enfrían aun más.

Durante El Niño costero sucedió lo contrario: en marzo, el mar norteño se calentó y la TSM alcanzó los 29 °C. Grinia Ávalos, coordinadora técnica del Enfen, explicó a El Comercio que –en octubre– la temperatura del mar en la región Niño 1+2, ubicada en el Pacífico frente a Tumbes y Piura, cayó 1,3 grados centígrados.

La Niña costera

Según dijo, este reporte configuró la anomalía de enfriamiento marino necesaria para que la comisión vigile una posible llegada de La Niña costera.

“Hasta el momento, el pronóstico más concreto es que se presenten condiciones neutrales durante el verano [con un 72% de probabilidades]. Sin embargo, aún no podemos descartar la presencia de La Niña en el Perú hacia el 2018. En diciembre, el Enfen se reunirá nuevamente para analizar los datos más recientes y entonces se podría confirmar la tendencia de condiciones frías en la costa. Es posible, además, que la estimación del 23% aumente el próximo mes”, agregó. (El Comercio/Fernando Alayo Orbegozo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *